Hoy os traigo una tendencia en decoración muy extendida en los países anglosajones.

Esta idea es muy útil para hacer más cálida una estancia y rellenar las paredes sin necesidad de colocar cuadros.

Se trata de colgar en una pared vacía algunos marcos jugando con los tamaños, los colores y las formas.

marcos para paredes

La idea es muy interesante, ya que puedes plasmar en los marcos todo lo que te guste – fotos familiares, palabras, dibujos, entradas de un concierto, frases que te inspiren…-. El único límite es el tamaño de los marcos, pero como puedes jugar con esto, los límites los pones tú.

marcos para paredes

Además, este tipo de decoración sirve para cualquier tipo de estancia y combina perfectamente con cualquier color de pared. Por tanto, si quieres que los marcos pasen desapercibidos y resalte más lo que hay en su interior deberás utilizar el mismo tono que la pared para el marco y, si por lo contrario, tu idea es resaltar los marcos tendrás que utilizar un color que contraste con los tonos de la habitación. Puedes hacer diseños muy elegantes o muy llamativos.

marcos para paredes marcos para paredes

Si lo prefieres, otra opción es hacer formas con los marcos. Debes de tener muy clara la composición, ya que aquí el tamaño de los marcos sí que va a ser importante. Lo primero es  hacer un dibujo con las medidas que vas a ocupar de la pared para después organizar el tamaño de los marcos que vas a distribuir con la forma que hayas elegido.

marcos para paredes marcos para paredes marcos para paredes

Esta idea me encanta 🙂 Y a vosotros, ¿qué os parece?

More...